Historia

Tradición magallánica desde 1932

Kiosko Roca

Nuestra Historia

Kiosko Roca es un emblemático local de comida al paso de origen familiar nacido en Punta Arenas en el año 1932.

Los inicios de nuestro Kiosco datan aproximadamente del año 1932. Fue fundado por el magallánico de apellido Bruzzo, funcionó durante 15 años al lado de la Iglesia Catedral frente a la Plaza de Armas y se llamaba “Kiosko Plaza”.
En el año 1947 fue trasladado a la calle Roca, en su ubicación actual, donde pasó a llamarse “Kiosko Roca”. Su nuevo propietario, por aquel entonces el Sr. Biscupovic, se lo ofreció a la venta a don Eusebio Rodríguez, quien continuó deleitando a los magallánicos con los ya tradicionales sándwiches de chorizo, cuya pasta se elaboraba en el propio local, moliendo el chorizo colorado, además se vendían completos. Estas delicias se podían acompañar con leche con sabor a frutilla (hecha con granadina) y bebidas gaseosas regionales de la fábrica “La Pradera”.
Pasados algunos años, don Eusebio se trasladó a Santiago y le vendió el Kiosko a su hermana Carmen Rodríguez Sánchez, quien junto a su marido Enrique Montalva se hicieron cargo hasta que en el año 1967 se lo vendieron a su cuñado Marcos Harambour Davet, éste toma las riendas junto a su esposa Rosario Rodríguez Sánchez y a su hija Silvia Harambour Rodríguez, conformando entonces la Sociedad Harambour y Cía. Ltda. que hasta los días de hoy sigue vigente.
Kiosko Roca Punta Arenas no pasa inadvertido por su pasión por el equipo de la Universidad de Chile. Este fanatismo comenzó a hacerse más que evidente cuando por aquellos años en la Radio Polar, el conocido locutor Alfonso “Cocho” Cárcamo, a las 07:00 de la mañana transmitía su programa “Arriba los Corazones”, el que siempre se escuchaba en el kiosko. Al ser don Alfonso un entusiasta colocolino y enterarse de que doña Rosario era de la “U”, empezó a llamarla contínuamente por teléfono para jugarle bromas como por ejemplo: “Perdió la “U”, ¡Hoy sándwiches gratis para todos los del Colo Colo!”. La respuesta, siempre rápida y jocosa, de doña Rosario no se hacía esperar, generando un ambiente de mucha alegría y diversión entre los clientes que se encontraban en el lugar.
En el año 1987, el matrimonio Harambour Rodríguez se retiró del negocio, dejándolo en manos de su hija y socia Silvia, la que con el mismo carácter alegre y sociable de su madre, lo administraría hasta el año 2016 y continuaría exteriorizando manifiestamente la pasión por el equipo Azul y recibiendo frecuentemente de los clientes, adornos del Club de sus Amores que hasta la fecha pueden admirarse en el local.
Naturalmente, con el pasar de los años, nuestro Kiosko Roca ha experimentado algunos cambios significativos como por ejemplo, recién en el año 1978 comenzamos a ofrecer la deliciosa leche con plátano, muy solicitada hasta los días de hoy. Con anterioridad, esto no era posible porque con la lejanía y las complicadas condiciones de transporte, las frutas llegaban con poca frecuencia a nuestra región,
Dos años después, desde 1980, nuestros clientes pudieron comenzar a disfrutar nuestros pancitos con un café o té, especialmente durante los meses más fríos del año y en el año 1987 comenzamos a atender en forma continuada.
En el año 2002 debemos dejar de servir cerveza y la ansiada Malta con huevo. La Municipalidad no nos pudo otorgar la patente de alcoholes por estar a 96 metros de distancia de la Tercera Zona Naval, es decir a menos de los 100 metros permitidos.
En el 2005 incursiona en nuestras barras de atención el exquisito choriqueso, variante del choripán, en el que se reemplaza la mayonesa por el queso.
Con mucho júbilo y orgullo nos coronamos en el año 2012 como ¡“LA MEJOR PICADA DE CHILE”!, título otorgado, mediante votación popular a través de todo el país, por el Ministerio de la Cultura. Fue una extraordinaria noticia y más aún, al conocer los resultados del concurso: logramos el primer lugar con 15.000 votos, lejos mejor situados que el segundo lugar que sólo obtuvo 3.000. Esta distinción no sólo llenó de satisfacción a nuestro Kiosko sino también a los magallánicos, que movidos por el entusiasmo y la alegría de ver a su emblemático Kiosko Roca tan bien posicionado a nivel nacional, generaron un espectacular aumento en nuestras demandas, impulsándonos a habilitar una segunda cocina, exclusivamente para los pedidos para llevar y así poder satisfacer de manera más expedita las necesidades de todos nuestros clientes.
En el 2016 se hace cargo de la administración, Paula Abello Harambour, hija de doña Silvia, comenzando a gestionar las franquicias para el resto de Chile, con la idea de llegar a otras regiones del país.
Somos emblemáticos en nuestra región y nos sentimos muy orgullosos de todo lo que hemos logrado, no sólo por el esfuerzo y empuje de nuestros antecesores, sino también por la excelente calidad humana de nuestras trabajadoras que, con su alegría, lealtad y compromiso, hacen posible que hoy el Kiosko Roca se caracterice por ese carisma y mística tan especial que lo distingue inclusive más allá de las fronteras de nuestra querida región de Magallanes.

Actualmente, además de Punta Arenas, estamos presentes en Santiago (Amunátegui 528) y Valparaíso (Blanco 638).

¡Ven a Kiosko Roca y descubre una experiencia gastronómica única! Estaremos encantados de recibirte.

Translate »